Píxeles y Cabieses

Jorge Cabieses el domingo pasado en GBG Arts.

Jorge Cabieses el domingo pasado en GBG Arts.

El domingo 22 de noviembre había mucha gente en la galería GBG Arts, a la entrada de la urbanización Prados del Este. Dos muestras recientes llenaban paredes y, en ocasiones, el suelo: Píxeles —un ventetú en pequeño formato, idea original del diseñador José Luis García que ha tomado para sí esta galería—y los trabajos del peruano Jorge Cabieses, por demás interesantes, originales, bajo la denominación “S/T”, como afirmando la condición abierta de su obra. Sin título, póngale usted mismo el que quiera a cada pieza.

Afuera, en el terraplén que circunda a GBG, se vendían pinos, canadienses o no, pero pinos. Puede que el país se caiga a pedazos, pero este emblema de la Navidad americana no faltará en los hogares criollos.

Tampoco faltan emprendedores en el área de las artes plásticas. Formato Píxeles es una exhibición permanente en GBG, renovada cada cierto tiempo: piezas en formato 24×24 donde puede haber dibujo, fotografía, pintura, collage… Más de ciento cincuenta artistas, noveles y consagrados, están representados bajo este concepto formal y heterogéneo. La idea nació en 2004. Junto a la edición actual se está estrenando el microsite (http://gbgpixeles.com).

El peruano Cabieses en su exposición reivindica la forma y el color, problematiza el espacio y confronta ciertos cánones de la imagen latinoamericana como la obsesión por la narración y la exacerbación del sentimentalismo. Viene de exponer en Bogotá. Ofrece serigrafías sobre tela, papel de algodón u otros soportes para que usted aprecie a su gusto y manera, sin discursos colaterales o subyacentes. Usa el poliuretano, un derivado del petróleo del cual se sacan espumas, esponjas o, en su versión rígida, partes para automóviles y piezas para muebles. Cabieses trabaja el poliuretano sobre compuesto fenólico, es decir, plástico maleable sobre lámina de un comprimido de origen vegetal (compuesto orgánico biosintetizado).

La fiesta de la inauguración de Píxeles y Cabieses se vio engalanada con la presencia de las morochas que hace unos meses parió la anfitriona, Gabriela Benaím, hija de Ricardo. Lo demás en este recinto de Prados del Este fue sangría y buen humor protagonizado por un puñado de caraqueños: durante sus momentos de permanencia allí olvidaron que viven en la segunda ciudad más violenta del mundo. Y probablemente la más desteñida, si no fuera por el Ávila y por estas propuestas del acrisolado quehacer plástico. /SN

El artista plástico Ricardo Benaím frente a la muestra Pixeles, el domingo pasado.

El artista plástico Ricardo Benaím frente a la muestra Píxeles, el domingo pasado.